Restauro cientifico, critico o romantico

Estándar

Cuando estamos hablando de la restauración del Beti jai, esta sobrevolando la palabra concurso, que distorsiona la propia restauración.

Carta de venecia. Art. 9
“La restauración es un proceso que debe tener un carácter excepcional. Su finalidad
es la de conservar y poner de relieve los valores formales e históricos del monumento y se
fundamenta en el respeto a los elementos antiguos y a las partes auténticas. La
restauración debe detenerse allí donde comienzan las hipótesis: cualquier trabajo
encaminado a completar, considerado como indispensable por razones estéticas y teóricas,
debe distinguirse del conjunto arquitectónico y deberá llevar el sello de nuestra época. La
restauración estará siempre precedida y acompañada de un estudio arqueológico e histórico
del monumento.”

Queda meridianamente claro, que la cubierta o la intervención en el subsuelo (sótanos etc…) no tienen nada que ver con la restauración.

Lo que debería discutirse es el tipo de restauración a realizar, no el “proyecto de intervención” a realizar. Y para ello el concurso debería ser para elegir el PLAN DIRECTOR mas adecuado en la restauración de este edificio único.

Hoy comienzo la entrada de la manera que merece. He tenido la oportunidad de reunirme con Alberto Tellería, arquitecto de la plataforma Madrid, Ciudadanía y Patrimonio . La cultura y la sensibilidad son conceptos que no siempre van unidos. Cuando hablamos de patrimonio, deben ir unidos. Alberto nos ha explicado la labor de la plataforma y la evolución del proceso de Beti Jai. Ha sido una conversación muy interesante, más si cabe si el lugar elegido es el Ateneo de madrid.

20160129_120041

Tengo que admitir que venía muy condicionado a la reunión. Primero he visitado la PLaza de Santa Maria de la Soledad, imaginando haber visto una pilota plaza…cuando he observado el alzado de un gimnasio de 4 pisos (b+3), con una arquitectura de muy dudoso estilo, que si estuviera acompañado de arquitectura mas vulgar, pasaría inadvertida…no obstante parece que esta “mancillando” el conjunto arquitectonico que le precedía historicamente; la iglesia San martin de Tours. Que despues de ver lo que han hecho para poder construir la Iglesi Jesú de Riberas (de Rafael Moneo) en Donostia y su supermercado en las “catacumbas”, pensaba que lo había visto todo…

20160129_104726

Estoy empezando a pensar, que la red de la fachada de la iglesia es a modo de velo, para reducir el martirio y la verguenza que le están haciendo pasar al lado de semejante edificio…el técnico municipal que autorizó la licencia no creo que consiga las indulgencias eclesiales (xd!).

La mañana no venía muy interesante en lo que al patrimonio se refiere. He pasado por un centro comercial de ropa de “saldo”, para obsevar como se realizan las restauraciones cuando hay un interés comercial por medio. Pues eso, con arquitectura de saldo.

20160129_105912

El Ateneo inspira sabiduría, y hemos conseguido neutralizar (temporalmente) las sensaciones de decadencia, en lo referente a la conservación de patrimonio. ¿Como? Escuchando a Alberto y su capacidad para exponer con tanta claridad los desmanes (en el respeto al patrimonio se refiere) que se hacen, con tanta alegría en una ciudad tan grande.

EL arquitecto Jesus Carrasco construyó el edificio de la Central Electrica del Mediodía. La parcela se situaba en la actualmente conocidad “milla del arte” de Madrid y ahora se conoce por Caixa Forum de Herzog y DeMeuron.

central-del-mediodia

DCIM100GOPRO

DCIM100GOPRO

¿Pasará algo parecido con el Beti Jai? ¿Será el frontón restaurado del arquitecto Joaquin Rucoba? O, ¿será el centro de arte contemporáneo de algún arquitecto de renombre que atraiga inversores a la reforma?.

Eso no es restaurar. Es invertir en patrimonio, esperando el rendimiento económimco que lo justifique. Y las restauraciones de obra pública, deberían ser inversiones a futuro, sin animo de lucro. Debería ser una obligación de la administración. Para ello es necesaria la sensibilidad y la cultura.

*Con Juanjo Díaz, Alberto Tellería en la plaza de Santa Ana.

DCIM100GOPRO

DCIM100GOPRO

Hemos hablado de la cubierta, del sótano, de la intervención en la casa Caridad. De como la reforma (que no restauración) de la antaño Casa Caridad de Barcelona del Arquitecto Albert Viaplana (Estudio Viaplana y Piñon). El concepto mantiene el patio o claustro de la antigua casa de la beneficencia fundada en 1803. El patio se transforma en lo que se precise, sin tener necesidad de construir una cubierta en la misma, que la haga multiusos. Por otro lado, se construyó un sotano, con pocos pilares, con vigas de gran luz, para hacerla más versatil.

Cuando el sótano, aumenta la edificabilidad y los usos que similares a los del patio descubierto, son asimilables.

Hemos discutido sobre la posibilidad que el BetiJai mantenga la cancha descubierta, como es y ha sido, y la posibilidad de construir un sótano, para apargar las necesidades inversionistas de la propiedad, que la pueda ceder a modo de concesión Municipal a cargo de la restauración de todo el edificio. Dentro de la restauración, la necesidad de la puesta en valor del edificio, con los guías adecuados en el conocimiento del frontón y del origen y practica del juego de la pelota que se practicó en Madrid, entre otras muchas cosas…

Intranquilo con la idea de la cubierta sobre el Beti jai, nos hemos despedido y despues de un tardío almuerzo me he desplazado a la calle Fuencarral 78. Al museo de la Villa de Madrid.

20160129_162809

Alli he recuperado la esperanza observando los planos de Madrid del s XVII y XVIII. Donde aparece grafiada el “juego de la pelota” en un pabellón del Palacio Real. Se practicaba en claustros y patios abiertos. Que interesante!

Una vez observado el plano historico, hemos vuelto a la realidad observando el claustro del museo que esta alojado en la parte salvada de los derribos y restaurada del Hospicio de San Fernando, obra del siglo XVIII de Pedro de Ribera. El claustro no está tratado con la delicadeza de la Casa Caridad de Barcelona. Este se ha cubierto, y ya no es un claustro.

DCIM100GOPRO

DCIM100GOPRO

Imaginar el BetiJai, cubierto, como lo estuvo el Jai Alai Madrileño, con la boveda metálica acristalada de los mismos autores que la cubierta de la estación de Atocha, exigia una visita de “comprobación” in situ. Despues de ver la desafortunada cubierta del museo de la Villa, ha hecho que me desplazara a la misma estación, a ver que inspira este espacio.

DCIM100GOPRO

DCIM100GOPRO

El resultado no parece el adecuado para restaurar el espacio de un fronton, que se diseñó como un claustro. Que debería mantener el vacio de la cancha, evitando la instalación de terrazas y o mobiliario permanente, como los que se han ido “solapando” en la estación, desvirtuando el espacio cubierto. Pero claro, en la estación da igual. En un frontón no. Lo que nos cuesta mantener las antiguas plaza de la pelota como lo fueron, sin que los ayuntamiento, desconocedores (o no) de la importancia de la memoria de la plaza, la llenan de mobiliario urbano, casetas, y carpas y arbolado fijo, que hacen inimaginable que el juego de la pelota pueda exibirse en la misma.

DCIM100GOPRO

DCIM100GOPRO

Para terminar el recorrido, me ha tentado observar otra cubierta de “autor”, que además no cubre del todo el espacio…y empequeñece el edificio original.

Para terminar una visita O Pazo de Lugo. Un Carballo se debe encontrar como en casa, mas si “O Pazo” fue fundado en 1971…grande Galicia! incluso en Madrid.

20160129_192030

Daniel Carballo Ostolaza, zumaia1971, arquitecto, investigador   dco1971@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s