Archivo de la categoría: maribel gomez sanjuan

Por las calles de la Colonia

Estándar

fotos calles pdp

Fotos tomadas por Manolo, vecino de la colonia en 1992.

Desde la construcción de la colonia en 1928 hasta finales de la década de los 60, las calles y callejones eran de tierra apisonada, con unas aceras estrechas alrededor de las fachadas de los edificios, para entrar a los portales. Fueron años sin casi vehículos a motor, salvo algún carromato de tres ruedas, en los sesenta comienza la circulación de algún coche.
En los setenta se colocan adoquines (foto dcha.) y en los ochenta se asfaltan las calles centrales de la colonia que conforman una “y” griega y son las más anchas (foto izq.). En los noventa se aprecia todavía el estado de parcheado, aunque el flujo de tráfico y el volumen de aparcamiento de vehículos ha aumentado de forma extraordinaria.

Maribel Gómez Sanjuán.

Anuncios

Al Aire de la Colonia

Estándar

006593_015Colección Santos Yubero, 1955. Archivo Regional Comunidad de Madrid.

Permanece en mi recuerdo ese olor acre, denso como la grasa, intenso según la dirección que tomara el viento en esos momentos en que la caldera entraba en funcionamiento, y profundo que penetraba hasta los sitios más recónditos de nuestros cuerpos y nuestras casas. Algunos días se hacia tan insoportable que no apetecía ni respirar. El olor estaba cargado de reminiscencias animales, se reconocía el alcance de su influencia por la densidad del humo negro que exhalaba la chimenea del matadero a escasos cincuenta metros de distancia de la colonia. Esto ocurría a consecuencia de quemar los restos de  eviscerar a los animales de distintas especies que se mataban en el recinto. Esto aconteció hasta 1980 en que se trasladó la actividad.

Marisol, vecina de la colonia PdP.

Este Mercado es una Plaza (Legazpi)

Estándar

LA PLAZA DEL MERCADO

MERCADO DE ABASTOS DE FRUTAS Y VERDURAS DE MADRID, 1945-2015.

Los trabajadores, familiares y vecinos se referían a “la plaza de Legazpi” cuando hablaban del sitio en que trabajaban, a los comercios a los que acudían para recados y compras, al espacio en que encontraban soluciones a las necesidades mas diversas del momento socio-económico.

La plaza como referente en el imaginario colectivo abarcaba y se extendía desde el paseo de la Chopera, la calle de Jaime el Conquistador, la plaza de Rutilio Gacís, la plaza de la Beata Maria Ana de Jesús, la calle Embajadores, el paseo del Molino, el puente de la Princesa y el río Manzanares. Más allá hasta la estación de Atocha y el puente de Vallecas se abría una gran superficie de vías ferroviarias, huertas y chabolas que se conocía como la China.

10CMmercado fv legazpi - jun 1945-23

Mercado fv Legazpi 1945.

L@s ni@s decían: “mi padre trabaja en la plaza”, los mayores se saludaban: “¿donde vas? a la plaza, etc. “La plaza” englobaba las naves de almacenamiento, el patio de distribución e intercambio, los comercios de alrededor, las vías ferroviarias, y las calles y descampados adyacentes donde esperaban los camiones, camionetas, motocarros, carretas y animales que portaban el genero para “la plaza”, “la plaza de Madrid”como decían muchos habitantes de la colonia del Pañuelo.

Los carromatos, camiones y demás vehículos que traían las verduras y frutas desde otros lugares fuera de la ciudad entraban en el patio central donde se pesaban, y más tarde se distribuían las frutas y otros productos por los puestos de las naves. Los productos se transportaban al y por el interior de las naves del recinto cerrado de la “plaza” mediante porteador@s que los cargaban a sus espaldas, y carretill@s, dentro de cajas, banastas, sacos, y serones.

También llegaban patatas y cítricos en los trenes de mercancías que paraban en las vías circundantes al mercado.

11CMlocomotora Rhurthaler fn 2926 en la prueba en los Mercados deLegazpi-26

Locomotora Rhurthaler bajo el puente de la Princesa.1952.

Las verduras entraban al piso superior desde la rampa del puente de la Princesa, donde se encuentra la báscula y la plataforma de pesado, existente en la actualidad.

64Cpeso mercadoIMG_1905-29

Entrada al peso del piso superior en la actualidad, 2015.

El patio interior, las calles del centro de las naves y las terrazas superiores exteriores e interiores conservan la memoria del trasiego de tantas personas y oficios, que trabajaron de sol a sol en este recinto y sus aledaños. Todas esas personas predecesoras   evocan y recuerdan nuestro presente inconsciente y subconsciente. Esto contribuye a aumentar la experiencia personal de t@s l@s habitantes presentes de la ciudad.

                           64Cpatio pisosuperior mercadoIMG_1922-3260CmercadopatioIMG_1924-35

Naves y patios del piso superior en la actualidad, 2015.

Todas las actividades desplegadas en este espacio y sus alrededores abastecieron los comercios de alimentos frescos y nutrieron a los habitantes de Madrid y muchas otras ciudades y pueblos, con los que intercambiaban las mercancías.

               028567_004-38 028567_006-41

Patio central. Fotografías de Santos Yubero, archivo C. Madrid.1950?

El mercado de frutas y verduras de Legazpi, el matadero del paseo de la Chopera y el mercado del pescado de la Puerta de Toledo son los recintos que concentraron el mayor número de trabajadores internos y externos cada día en Madrid, durante el segundo y tercer cuarto del siglo XX, desde su construcción a finales de los años 20 y su cierre al comienzo de los años 80.

Maribel Gómez Sanjuán, primavera del 2016.

 

Este Mercado es una Plaza

Estándar

“Los trabajadores, familiares y vecinos se referían a “la plaza de Legazpi” cuando hablaban del sitio en que trabajaban, a los comercios a los que acudían para recados y compras, al espacio en que encontraban soluciones a las necesidades mas diversas del momento socio-económico.

La plaza como referente en el imaginario colectivo abarcaba y se extendía desde el paseo de la Chopera, la calle de Jaime el Conquistador, la plaza de Rutilio Gacís, la plaza de la Beata Maria Ana de Jesús, la calle Embajadores, el paseo del Molino, el puente de la Princesa y el río Manzanares. Más allá hasta la estación de Atocha y el puente de Vallecas se abría una gran superficie de vías ferroviarias, huertas y chabolas que se conocía como la China”.

Leer aquí artículo completo de Maribel Gomez.