Barrio, Gentrificacion, Autogestion vecinal

Estándar

También llueve en Barcelona. A mediodía fuimos a comer a Mescladis una cooperativa y escuela de cocina que forma parte de un proyecto más amplio sobre ciudadanía e integración multicultural, un lugar de encuentro para superar las diferencias que puedan surgir entre “nativos” e inmigrantes.


El comedor, en un patio semicubierto, nos resultó algo incomodo y preferimos buscar otro sitio. Encontramos cerca otro completamente polar, un espacio moderno, con abundante trabajo de diseño de interior, con cocina global, y una clientela de turistas y hipsters.

Después visitamos el llamado Pozo de la Vergüenza, un espacio urbano que resistió la especulación y la Gentrificacion gracias a la acción sostenida de los vecinos durante muchos años. Hoy en día es una plaza con juegos infantiles, espacio deportivo, jardín con árboles y un huerto urbano.

              

En la misma plaza esta el Casal del Pou de la Figuera, totalmente autogestionado por los vecinos. Íbamos a ver una exposición que surgió de una residente en Jiwar pero no hay personal permanentemente en el Casal y los horarios de apertura dependen de turnos entre vecinos que abren para ciertas actividades programadas; en ese momento estaba cerrado.


Volvemos a Mescladis a tomar un café y vemos la serie de intervenciones que se hicieron en las fachadas, planteadas desde la participación de los vecinos, el paso del tiempo, … Son fotos de los propios vecinos, impresas en papel de gran tamaño y encoladas en las fachadas. Nos gusto la idea para Pico del Pañuelo, aunque tendríamos que buscar otro soporte pues las fachadas de la colonia son impracticables. De esta intervención ya habíamos hablado con Mireia Estrada (Jiwar) y Oscar Dhooge y resaltábamos su valor como forma de acceder a los vecinos, la aportación al sentimiento de identidad vecinal, el lowcost de la intervención, y también su carácter efímero.

  
    
    
Seguimos adentrándonos en el casco medieval para ir a vér una exposición en la galería Olivart entre la que hay obras de otra residente en Jiwar, Alison Brown

                           

 

Para terminar el día nos desplazamos al barrio de Poble Nou, a Can Felipa donde se inaugura una exposición: Poblenou- hábitat creativo y exploradors del temps. Refleja, a través de una muestra colectiva de obras, el proceso de lucha del barrio para mantener su identidad, luchar contra la Gentrificacion y la especulación en general.

            

Del conjunto de obras destaco estas dos que muestran el rechazo del proceso gentrificador y un mapa de acciones cívicas de ocupación y reconversión de espacios para uso vecinal.

         

 

La inauguración termino con una intervención escénica de la que rescato una forma final como símbolo de la esperanza en el fin de la “época del ladrillo”.

 

De regreso a la residencia recalamos en un restaurante libanés de una pequeña cadena bastante popular y luego tomamos un te en un bar de especialidades palestinas.

Juanjo Diaz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s