Archivo de la etiqueta: alrededores

visita al Mercado de frutas y verduras de Legazpi (cap 2): aflorando patrimonio

Estándar

Continuamos en este segundo capitulo con la serie sobre la visita al Mercado de Legazpi que realizamos a finales de enero acompañando a nuestra residente Nerea Aranburu (memoria de su estudio).

En el primer capitulo recogímos una perspectiva de la visita basada en la arquitectura, los elementos constructivos, y en especial la cualidad de vacío que transmite el edificio, una vez demolidos elementos interiores y dejando solo su envolvente.

img_3924

En este capitulo vamos a enfocarnos a algunos aspectos de interés patrimonial, no queriendo ser exhaustivos sino solo recogiendo algunas novedades que no habíamos podido contemplar hasta ahora y que han quedado al descubierto.

Este casco de obra, al pie de la columna, nos sirve de rastro de los trabajos de demolición de los tabicados interiores y del resto de intervenciones que nos permiten  cuestionarnos el sentido y el valor de la puesta en uso del edificio, teniendo en cuenta a la vez su conservación patrimonial.

La primera imagen que nos llamó la atención es una de los desagües, aún en ladrillo. El Mercado necesitó una red de alcantarillado pues el agua se utilizaba a diario en gran cantidad para la limpieza de los suelos una vez que las frutas y verduras se limpiaban y preparaban, tras la descarga, para la venta. Después de usar el cuchillo, el suelo quedaba lleno de restos. Para limpiarlos se usaban mangueras y cepillos con abundante agua.

Por otra parte, los urinarios y aseos se ubicaban solo en la planta baja y eran básicamente de uso para los trabajadores del propio Mercado (sociedad privada), sólo una parte del personal que circulaba por allí pues el resto eran transportistas, vigilantes, estibadores, compradores, etc. Muchas necesidades evacuatorias se satisfaccian en bares de los alrededores y, claro está, en la calle.

img_3908

imagen de una alcantarilla interior, al descubierto

Como este tipo de infraestructura, en mampostería, se realiza ya muy poco surge la pregunta sobre la conservación de este detalle arquitectónico como valor patrimonial. Desconocemos si en el Plan de uso, pergeñado en terminos generales en la actualidad, se contempla una parte dedicada a “Centro de Interpretación” del antiguo Mercado. Nosotros lo imaginamos como un espacio bien abastecido de imágenes e información adecuadamente presentada para que los visitantes y ciudadania puedan conocer cómo fue aquella edificación en sus tiempos de Mercado. Como es lógico desde este punto de vista, conservar algunos elementos y hacerlos “visibles” al público es una labor museística que no se puede desestimar.

Sabíamos, claro está, que había un alcantarillado para este edificio pero encontrarnos a la vista una imagen del mismo supuso para nosotros, como investigadores, un regalo. La dicha de ese descubrimiento, como otros, cobra sentido cuando se puede compartir, así que nos gustaría que quienes tengan capacidad para tomar decisiones al respecto consideren la posibilidad de regalar también esta vista a cualquier visitante del futuro, incluso cuando el Mercado esté rehabilitado y puesto en uso. ¿Se podría conservar, a la vista del público?

Pero aún nos quedaba otra sorpresa aún más impactante. Se habían descubierto las vías de tren que entraban al propio edificio para la circulación de las mercancías. Como ya indicó Nerea Aranburu en su memoria (antes citada), el uso del tren fue cambiando con la entrada en auge del transporte motorizado, que abarataba costes y gestion de mercancías, no sólo en su transporte sino también en los trabajos de carga y descarga. El tren quedo en desuso y en algún momento que desconocemos se cubrió, y así ha quedado durante muchos años. Ahora esas vías vuelven a ver la luz.

img_3912

Vías del tren al descubierto, en el interior del Mercado de frutas y verduras de Legazpi.

 La vias que encontramos eran el ramal que entraba por el costado izquierdo (según se entra por la puerta principal). y lo recorría prácticamente en su totalidad. Había otro en el lado derecho y otro en el lado del fondo (no descubiertos en nuestra visita). Los tres conectaban con mas vias que circulaban alrededor del mercado, especialmente por el lado paralelo al río. Impresionaba, en ese vacío, ver la longitud de las vías que se perdían en la lejanía del edificio.

img_3914

Vías del tren al descubierto, en el interior del Mercado de frutas y verduras de Legazpi. Perspectiva lateral

Más o menos las vías descubiertas llegaban hasta la mitad del edificio. Obviamente para un ojo fotográfico la situación nos pedia una toma de toda su longitud dese el punto donde terminaba la parte descubierta.

img_3917

Vías del tren al descubierto, en el interior del Mercado de frutas y verduras de Legazpi. Perspectiva longitudinal.

Nosotros estamos especialmente interesados en el constructo de “valor patrimonial como bien común”. Por eso mismo nos interesa también su potencial educativo para que la ciudadania comprenda la trayectoria histórica de su entorno. Así que después de recuperarnos de la sorpresa empezamos inmediatamente a imaginar el espacio de las vías dedicado a una zona de interpretación, con paneles y apoyo audiovisual, que explicasen la historia del Mercado, así como la función del tren para la llegada de las frutas y verduras. Y quizá transmitiendo también una visión global de la red ferroviaria que atravesaba en varias direcciones esta parte del sur de Madrid.

Imaginábamos todo eso sobre unas plataformas  de cristal resistente, apoyado en pilares, dejando a la vista las propias vías, un recurso relativamente común en la rehabilitación de edificios de valor histórico, excavaciones arqueológicas, etc.

Dejamos aqui la formulación de este deseo por si alguien con capacidad decisoria considera realizarlo.

Seguiremos con más capas de nuestra visita en los capitulos 3 y 4 que publicaremos muy pronto.

Juanjo Díaz

 

Anuncios

Memoria de residencia de Nerea Aranburu sobre el Mercado de Frutas y Verduras de Legazpi.

Estándar

Como hemos venido publicando, la arquitecta guipuzcoana Nerea Aranburu ha realizado a finales del pasado enero una residencia en Pico del Pañuelo dedicada al Mercado de Frutas y Verduras de Legazpi. El tema propuesto ha sido: “Análisis y evolución del mercado de Legazpi desde su construcción hasta hoy en día, en relación a los espacios de mercado de Madrid”.

Aquí puede leerse su diario de residencia y otras publicaciones relacionadas.

Y aqui puede leerse su memoria final

Esperamos que sea de interés.

Juanjo Díaz (comisario de residencias en Pico del Pañuelo)

 

Nueva convocatoria de beca de residencia, CC0 y COAVN-SS, para el estudio del Mercado de Frutas y Verduras de Legazpi

Estándar

IMG_1580

Convocamos nueva Beca de Residencia concedida por Pico del Pañuelo y el Colegio de Arquitectos Vasco-Navarro (delegacion de Gipuzkoa) con la mediacion de Campo Creativo Cero.

Tendrá por objeto el estudio del Mercado de Frutas y Verduras de Legazpi, desde la perspectiva de su rehabilitación y transformación.

La convocatoria, para colegiados en Gipuzkoa, puede verse aqui

¡Animamos a tod@s a presentar sus propuestas y participar en una experiencia singular!

logo- cc0

logotipo coavnss

Este Mercado es una Plaza (Legazpi)

Estándar

LA PLAZA DEL MERCADO

MERCADO DE ABASTOS DE FRUTAS Y VERDURAS DE MADRID, 1945-2015.

Los trabajadores, familiares y vecinos se referían a “la plaza de Legazpi” cuando hablaban del sitio en que trabajaban, a los comercios a los que acudían para recados y compras, al espacio en que encontraban soluciones a las necesidades mas diversas del momento socio-económico.

La plaza como referente en el imaginario colectivo abarcaba y se extendía desde el paseo de la Chopera, la calle de Jaime el Conquistador, la plaza de Rutilio Gacís, la plaza de la Beata Maria Ana de Jesús, la calle Embajadores, el paseo del Molino, el puente de la Princesa y el río Manzanares. Más allá hasta la estación de Atocha y el puente de Vallecas se abría una gran superficie de vías ferroviarias, huertas y chabolas que se conocía como la China.

10CMmercado fv legazpi - jun 1945-23

Mercado fv Legazpi 1945.

L@s ni@s decían: “mi padre trabaja en la plaza”, los mayores se saludaban: “¿donde vas? a la plaza, etc. “La plaza” englobaba las naves de almacenamiento, el patio de distribución e intercambio, los comercios de alrededor, las vías ferroviarias, y las calles y descampados adyacentes donde esperaban los camiones, camionetas, motocarros, carretas y animales que portaban el genero para “la plaza”, “la plaza de Madrid”como decían muchos habitantes de la colonia del Pañuelo.

Los carromatos, camiones y demás vehículos que traían las verduras y frutas desde otros lugares fuera de la ciudad entraban en el patio central donde se pesaban, y más tarde se distribuían las frutas y otros productos por los puestos de las naves. Los productos se transportaban al y por el interior de las naves del recinto cerrado de la “plaza” mediante porteador@s que los cargaban a sus espaldas, y carretill@s, dentro de cajas, banastas, sacos, y serones.

También llegaban patatas y cítricos en los trenes de mercancías que paraban en las vías circundantes al mercado.

11CMlocomotora Rhurthaler fn 2926 en la prueba en los Mercados deLegazpi-26

Locomotora Rhurthaler bajo el puente de la Princesa.1952.

Las verduras entraban al piso superior desde la rampa del puente de la Princesa, donde se encuentra la báscula y la plataforma de pesado, existente en la actualidad.

64Cpeso mercadoIMG_1905-29

Entrada al peso del piso superior en la actualidad, 2015.

El patio interior, las calles del centro de las naves y las terrazas superiores exteriores e interiores conservan la memoria del trasiego de tantas personas y oficios, que trabajaron de sol a sol en este recinto y sus aledaños. Todas esas personas predecesoras   evocan y recuerdan nuestro presente inconsciente y subconsciente. Esto contribuye a aumentar la experiencia personal de t@s l@s habitantes presentes de la ciudad.

                           64Cpatio pisosuperior mercadoIMG_1922-3260CmercadopatioIMG_1924-35

Naves y patios del piso superior en la actualidad, 2015.

Todas las actividades desplegadas en este espacio y sus alrededores abastecieron los comercios de alimentos frescos y nutrieron a los habitantes de Madrid y muchas otras ciudades y pueblos, con los que intercambiaban las mercancías.

               028567_004-38 028567_006-41

Patio central. Fotografías de Santos Yubero, archivo C. Madrid.1950?

El mercado de frutas y verduras de Legazpi, el matadero del paseo de la Chopera y el mercado del pescado de la Puerta de Toledo son los recintos que concentraron el mayor número de trabajadores internos y externos cada día en Madrid, durante el segundo y tercer cuarto del siglo XX, desde su construcción a finales de los años 20 y su cierre al comienzo de los años 80.

Maribel Gómez Sanjuán, primavera del 2016.

 

Este Mercado es una Plaza

Estándar

“Los trabajadores, familiares y vecinos se referían a “la plaza de Legazpi” cuando hablaban del sitio en que trabajaban, a los comercios a los que acudían para recados y compras, al espacio en que encontraban soluciones a las necesidades mas diversas del momento socio-económico.

La plaza como referente en el imaginario colectivo abarcaba y se extendía desde el paseo de la Chopera, la calle de Jaime el Conquistador, la plaza de Rutilio Gacís, la plaza de la Beata Maria Ana de Jesús, la calle Embajadores, el paseo del Molino, el puente de la Princesa y el río Manzanares. Más allá hasta la estación de Atocha y el puente de Vallecas se abría una gran superficie de vías ferroviarias, huertas y chabolas que se conocía como la China”.

Leer aquí artículo completo de Maribel Gomez.